Bienvenidos a stevemccurrymilano.it una web sobre sexo, fotos, diversión y todo aquello que nos divierte y nos lo hace pasárnoslo bien.

Nos encantan las fotos de chicas sugerentes. Nos encanta el buen sexo. Nos encantan las putas de Valencia.

¡Lo damos todo por una sesión de buen sexo! Si quieres acertar seguro, visita a nuestra escort de Valencia preferida.

Si también eres un vicioso, te interesan los buenos contenidos y siempre quieres aprender algo nuevo, has llegado a la web adecuada. ¿Nos divertimos?

Las 5 preocupaciones de los hombres mientras tenemos sexo

En materia de sexo, tanto los hombres como las mujeres tenemos bastantes factores en común. Uno de ellos, el más evidente, es la necesidad imperiosa de sentir la conexión humana que se establece en el momento en el que los dos practican el sexo. Y eso si no hablamos del placer, la diversión e incluso lo sano que resulta tanto ara nuestra salud mental como para nuestro sistema inmunológico. Precisamente por eso, no perdemos ocasión en nuestros artículos para recomendar el sexo con nuestras escorts más atractivas. Pero hay algo que también nos diferencia a ambos sexos en el momento de la verdad.

Los hombres tenemos diferentes preocupaciones y deseos cuando estamos a punto de realizar el acto sexual que una mujer no comparte:

  • Lo tenemos mucho más complicado a la hora de fingir un orgasmo (no hace falta ser solo un gran actor, sino un gran ilusionista).
  • Nuestros deseos y fantasías sexuales no suelen coincidir con el de las féminas.
  • Al contrario de lo que ocurre en el caso de las mujeres, nos preocupa más aguatar lo suficiente en la cama que llegar al orgasmo (algo que no te pasará con una puta profesional, ya que se trata de una cita directa en la que no hace falta perder el tiempo con falsas apariencias)

El resultado de tener siempre estas incógnitas metidas en la cabeza nos hace perder la concentración hacia lo que verdaderamente importa: pasar un buen rato disfrutando relajadamente mientras gozas de una preciosa vista.

Este es un tema que siempre se ha asociado más a las mujeres, que normalmente son más de calentarse el coco por todo. Nosotros somos más simplones, más directos, no pensamos tanto en lo que puede pasar y siempre estamos seguros de nosotros mismos ¿verdad? Pues no. Al menos en el caso de muchos hombres no. La aparente obligación que se le asocia al género masculino de mantener siempre la calma y permanecer tranquilo ante cualquier circunstancia, es una simple imagen. Nosotros también tenemos nuestras preocupaciones cuando se trata de sexo.

La diferencia respecto a las mujeres es que en lugar de pensar en el antes (que me pongo) o el después (¿me volverá a llamar?) nuestras principales idas de olla se concentran en el presente. Efectivamente, pensamos en sexo hasta cuando estamos practicando sexo.

Esto es un problema para muchos hombres que pueden llegar a sentirse inseguros o que no saben muy bien cómo actuar delante de una mujer en los momentos previos de meterse en la cama con ella. Por eso, hemos decidido recoger las cinco preocupaciones más frecuentes del hombre a la hora de echar un polvo. Los datos están extraídos de la revista Glamour , en la que el redactor Jillian Kramer las explica detalladamente para normalizar la situación todo o posible.

Recordar, antes de comenzar la lista, que gran parte de estas inquietudes surgen de la falta de experiencia con una mujer y del “qué dirán”. Con una prostituta, estas circunstancias quedan totalmente mitigadas, ya que no hay mayor presión que la del propio sexo. Además, la gran experiencia de las escorts nos ayudará a coger confianza y aprender algunos trucos que nos vendrán muy bien en el día a día.

¿Cuantas veces tienes que practicar sexo?

Si le preguntas a un hombre cualquiera que veas por la calle cuál es la frecuencia adecuada con la que hay que practicar sexo, lo más seguro es que te responda algo totalmente diferente que lo que te va a responder el siguiente encuestado. Es algo que todos nos preguntamos alguna vez, y que casi siempre enmarcamos en el mayor número posible de veces. Pero sabes en realidad ¿Cuándo es demasiado? ¿Y demasiado poco? Sea cual sea la respuesta, seguro que nuestras escorts te pueden ayudar a conseguir la cifra, pero antes de acudir a ellas, vamos a seguir leyendo a ver si vas a tener que sacarte un abono de temporada.